La Cámara de Exportaciones, Logística y Promoción de Inversiones de Santa Cruz – CADEX, ve con mucha preocupación la abrogación del Decreto Supremo 4139, que eliminaba la necesidad de la obtención de los Certificados de Abastecimiento Interno y Precio Justo y desregulaba el mercado interno. “Como CADEX vemos con preocupación y creemos que es errada la decisión de volver al control de mercado interno y restricciones a las exportaciones”, afirmó Oswaldo Barriga, Presidente de CADEX.

“Esta medida impacta de manera negativa en los diferentes sectores que se ven sobre-regulados y con la imposibilidad de poder sostener contratos de exportación y de transporte a largo plazo, debido a que solo pueden generar contratos de corto plazo por la incertidumbre que generan estas medidas de control interno del mercado y restricción a las exportaciones”, sostuvo el Presidente de la institución exportadora. “Esto afecta de manera negativa a la capacidad de negociación de las empresas bolivianas, que ven disminuidas sus posibilidades de generar una mayor cantidad de divisas, tan necesarias en la actual coyuntura, donde las exportaciones, según cifras oficiales del INE al mes de octubre, cayeron en 2.012 millones respecto al 2019, siendo las Exportaciones No Tradicionales, las que impidieron que esta caída sea mayor”, enfatizó Barriga.

El sector exportador, además de ser una de las principales fuentes de divisas para el Estado boliviano, genera más del 10% de los empleos formales directos del país, siendo el sector No Tradicional el que más contribuye con empleos dignos, formales y sostenibles en el tiempo.

En la actual coyuntura de la pandemia por el COVID-19, el mundo está demandando alimentos, en especial proteínas, tanto de origen animal como vegetal; según la FAO, la demanda de proteínas en los próximos años se incrementará entre un 12% y 15%, por lo que Bolivia tiene la importante oportunidad de incrementar sus exportaciones y generar mayores divisas y empleos.

“Hoy por hoy, más de 100 millones de nuevos consumidores de proteínas convencionales ingresan a la demanda mundial, aumentando los precios internacionales de las mismas y mejorando las posibilidades de países productores de aprovechar estas coyunturas poco usuales. Bolivia es productor de estos alimentos proteicos y necesitamos subirnos al tren de reactivación a través de la exportación de los mismos. Medidas como las recientemente emitidas por el Gobierno Nacional van en contra ruta de lo que necesitamos como país para reactivarnos y volver a crecer”, advirtió el máximo directivo de los exportadores de Santa Cruz, el bastión económico de Bolivia. “Para volver a crecer y convertirnos en un potencial proveedor de proteínas se requieren medidas de incentivo a la producción de carne de todos los tipos, alimento balanceado para el ganado, además de productos como frejol, chía y otros nutracéuticos; medidas como el control de exportaciones y sobre-regulación del mercado no dan señales positivas para este fin”, indicó.

El Presidente de CADEX refirió también que se necesita mejorar la productividad en todos los eslabones de las diferentes cadenas productivas de modo que se reduzcan los costos y se genere niveles de competitividad para conquistar nuevos mercados de exportación e incrementar nuestra participación en los existentes.

Otro aspecto importante para considerar es el mercado negro que genera el mantener precios bajos en el mercado interno mientras que los precios internacionales se incrementan donde gente inescrupulosa aprovecha la situación para sacar los productos de contrabando, privando al país de esas divisas y perjudicando a los productores nacionales.

“Como institución consideramos que debemos trabajar en un gran acuerdo por la producción y las exportaciones que mejore las condiciones de productividad y competitividad de todos los actores de las diferentes cadenas productivas, eliminando toda ventaja artificial dentro de las mismas, y así continuar generando más y mejores empleos e incrementando las divisas tan necesarias en la actualidad”, concluyó Barriga.

Santa Cruz, 15 de diciembre de 2020

FUENTE: www.ibce.org.bo